• Representación de compañías ante los diferentes organismos de control, tales como Ministerios, Superintendencias, Autoridad Tributaria, Autoridades Seccionales y demás entidades de Administración Pública.

• Representación de compañías ante las distintas organizaciones gremiales, tales como: Cámaras de Comercio, de Industriales, de Sectores Productivos y diferentes Asociaciones.

• Mandato para contratos o negocios especificos.